Nunca fuiste para siempre

Su boca dijo aquella noche lo que su corazón había sentido aquellos años:
“¡Nunca fuiste para siempre!”.
Y así se despidió.

Nacho López de Sá | 12/12/15 | #microcuentos





© El Placer Importa. Todos los derechos reservados.